Glomus iranicum var. Tenuihypharum

Hongo formador de micorrizas.

Glomus iranicum var. Tenuihypharum

El Glomus iranicum var. Tenuihypharum es un hongo formador de micorrizas arbusculares que genera relaciones de simbiosis con las raíces de la planta en las que el hongo toma azúcares y devuelve grandes cantidades de agua y nutrientes.

La vida de los cultivos se desarrolla principalmente en la rizosfera, que es la zona del suelo cercana a las raíces de las plantas. Está compuesta por raíces, microorganismos con diversas funciones, nutrientes, sustancias orgánicas y agua. Es en esta zona donde ocurre la interacción entre los microorganismos del suelo y las raíces de las plantas.

Los microorganismos se relacionan entre sí y con la planta creando un ecosistema propicio para el desarrollo de la planta.

Existen tres tipos de microorganismos:

  • Microorganismos simbióticos: son microorganismos que necesitan la planta para vivir y se relacionan directamente con ella.
  • Microorganismos asociativos: microorganismos que, sin penetrar en la planta, o solo ocupando una parte de la raíz desarrollan su actividad desde la raíz hacia el suelo.
  • Microorganismos de vida libre: microorganismos que se desarrollan e interactúan de forma libre en la proximidad de las raíces.

Por lo tanto el Glomus iranicum var. ternuihypharum es un microorganismo simbiótico: la planta la proporciona azúcares indispensables para su superviviencia y el hongo a su vez le proporciona a la planta nutrientes y agua.

Beneficios

El Glomus iranicum var. Tenuihypharum presenta los siguientes beneficios para los cultivos:

  • Aumenta la tolerancia de las plantas a condiciones de sequía y alta salinidad, por lo que se integra perfectamente a los protocolos de fertilización de la agricultura intensiva (no es necesario reducir el fósforo).
  • Estimula la evolución y crecimiento del sistema radicular, a través de la producción abundante de micelio extramátrico (red de filamentos, generados por los hongos), lo que mejora la capacidad de la planta para absorber nutrientes y agua, haciendo más eficiente el uso de abonos y recursos hídricos.
  • La continuidad radicular no se rompe, abarcando mayores volúmenes de suelo, lo que optimiza el transporte de nutrientes hacia la planta y reduce el coste energético de su alimentación.
  • Mejora la estructura del suelo y estimula la población microbiana de la rizosfera.
  • Todos estos beneficios dan como resultado una mejora significativa del tamaño y la calidad de los frutos y también aumentan la producción por planta.

Productos

El Glomus iranicum var. Tenuihypharum está presente en los siguientes productos: