DORMANCIA DEL CULTIVO

En otoño, los frutales empiezan a perder sus hojas y se acerca el momento de realizar las plantaciones. Un aspecto importantísimo a la hora de diseñar una plantación de frutales es la necesidad de horas frío (HF), puesto que si estas son inferiores a las requeridas por el cultivo obtendremos un fracaso total.

Los frutales de hoja caduca entran en fase de reposo con el acortamiento de los días y la llegada del frío, y durante todo el invierno van acumulando una cantidad de horas de frío.

Estas horas de frío son la acumulación de horas por debajo de 7ºC. La suma de todas ellas permite salir del reposo invernal al frutal, teniendo cada especie y variedad unas necesidades específicas.

En definitiva, cuando la planta ha recibido el frío suficiente, entiende que se aproxima un clima más benigno y entonces brota y florece, mecanismo conocido como vernalización.

flor-f1rstcrop-429x398.jpg

Efectos de la falta de frío en frutales de hoja caduca

El cambio climático y la agricultura son procesos directamente relacionados entre sí. Este tiene consecuencias tales como veranos más largos y calurosos, primaveras y otoños más cortos e inviernos más suaves, lo que puede producir una falta de acumulación de frío en los cultivos.

Las consecuencias de este fenómeno son:

  • Puede darse la brotación, pero esta será más tardía y poco uniforme.
  • Muchas yemas vegetativas no brotan, quedando latentes y brotando mucho más tarde.
  • La brotación de las plantas tiende a ser más acrótona. Tipo de ramificación donde predomina el crecimiento del tallo principal y de las ramas próximas a la yema apical.
  • Las flores son más débiles, por lo que pueden caer antes de cuajar.
  • El polen está poco desarrollado, por lo que es poco viable.
  • En melocotonero y albaricoquero se produce una caída de yemas importante.

proceso-latencia.png