Cómo mejorar la productividad en cultivos de lechuga

Maximiza el potencial productivo de tu cultivo de lechuga con soluciones a base de microorganismos seleccionados.

La biotecnología de microorganismos ayuda a mejorar la productividad de los cultivos de lechuga sin mermar la sostenibilidad económica ni medioambiental de los agricultores.

¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo!

Vitasoil-lechuga.jpg

El contexto actual

Cada vez hay una mayor preocupación por aspectos relacionados con la seguridad alimentaria y la conservación del medioambiente, es decir, con la producción de alimentos limpios y libres de residuos y con técnicas de producción sostenibles. La cadena de distribución es consciente de ello, por lo que ha elevado sus estándares de calidad y medioambientales al máximo nivel.

La aplicación de técnicas de producción más sostenibles como la rotación de cultivos, el mantenimiento de la fertilidad de los suelos o la gestión del agua para riego es cada vez más necesaria. Los agricultores ya no solo tienen que buscar la producción en cantidad y calidad suficientes, sino también hacerlo sin dañar el medioambiente y sin condicionar la economía de las explotaciones. ¡Vaya reto!

Si hablamos de los nuevos hábitos y estilos de vida de los consumidores, tenemos que decir que han colocado a los productos IV gama, es decir, frutas y verduras frescas envasadas para consumir, en un lugar destacado en la cesta de la compra. En el caso concreto de la lechuga, la verdura más consumida en primavera, compañías muy relevantes del sector presumen de cumplir con altos estándares de calidad y de llevar a cabo auditorías a sus proveedores con el objetivo de analizar los procesos de producción.

Además, la normativa es también más exigente sobre el uso de insumos para la nutrición de los suelos y la utilización de fitosanitarios.

Grafica-Lechuga.png

En este escenario, ¿qué soluciones o alternativas tenemos?

Veamos. Gracias a la investigación y la innovación, hoy manejamos nuevas técnicas de producción y soluciones sostenibles. Algunas vienen de la mano de la biotecnología, ámbito en el que Symborg lleva más de una década trabajando.

Sin ir más lejos, gracias a la biotecnología de microorganismos hemos conseguido un incremento de la producción en cultivos de lechuga de un 12,5 %, como se refleja en este ensayo en escarola en el municipio de Cuevas del Almanzora (Almería, España) en 2021, donde aplicamos MycoUp a una dosis de 3 kg/ha y VitaSoil a una dosis de 10 l/ha (solicita aquí más información sobre nuestros ensayos).

Lo más interesante de esta tecnología es que pone en el mercado soluciones de residuo cero, que a base de microorganismos nutren la planta y contribuyen a la conservación del suelo, disminuyendo la necesidad de aportar insumos y soluciones convencionales.

Microorganismos para mejorar la calidad de hoja en cultivo de lechuga

No hace falta recordar que nuestras frutas y hortalizas tienen una buena reputación tanto dentro como fuera de nuestras fronteras y eso no es casualidad, sino fruto del esfuerzo de un sector que habitualmente tiene que abordar los embistes de un mercado tan competitivo como es el hortícola.

En Symborg hemos tomado el compromiso de poner al alcance de los agricultores herramientas que les permitan sacar el mayor rendimiento a sus cultivos. Nuestros bioestimulantes y biofertilizantes, formulados a partir de microorganismos han sido validados en una amplia variedad de cultivos y por agricultores de todo tipo en un gran número de países.

¿Qué aportan nuestras soluciones? La importancia de los microorganismos en la agricultura está asociada a los beneficios que sus acciones tienen en el desarrollo y nutrición de las plantas. Favorecen la germinación de las semillas y el enraizamiento, ya que producen hormonas y ayudan a absorber mejor los nutrientes, mejoran la estructura y las propiedades físicas del suelo y protegen a las plantas frente a estreses bióticos y abióticos que tantos quebraderos de cabeza dan a los agricultores, entre otros beneficios.

Nuestro catálogo está formado por cinco soluciones idóneas para cultivos hortícolas como la lechuga: los bioestimulantes MycoUp, MycoUp 360 y TrichoSym Bio y los biofertilizantes VitaSoil y Qlimax. Con ellos, la mejora en la productividad de la planta, el peso y la firmeza del fruto, así como la madurez son significativos.

MycoUp, MycoUp 360, TrichoSym Bio y VitaSoil están formulados a partir de microorganismos beneficiosos -hongos y bacterias- y Qlimax, a partir de sustancias con función prebiótica.

En Symborg estamos preparados para acompañar a agricultores, convencionales y ecológicos, en su camino hacia una mayor sostenibilidad de sus explotaciones. Y tú, ¿quieres aprovechar los beneficios que aporta la biotecnología de microorganismos en tus cultivos? Estamos aquí para ayudarte.

BIOESTIMULANTES MÁXIMA EFICACIA

SABER MÁS

productos-act.png
Los beneficios directos son:

  • Mayor crecimiento y productividad de las cosechas.

  • Mayor calidad de los frutos y calibres comerciales.

  • Mejores propiedades físicas, químicas y microbiológicas del suelo.

SABER MÁS