Bacterias fijadoras de nitrógeno

Methylobacterium symbioticum

Hacia una revolución agrícola

El nitrógeno es un elemento químico no metálico, que en condiciones normales aparece como un gas diatómico, incoloro e inodoro. El nitrógeno molecular está ampliamente distribuido en la naturaleza en forma sólida, disuelta y gaseosa. Pero es en la atmósfera donde se encuentra el mayor potencial biológico de reserva de nitrógeno.

El nitrógeno que respiran los organismos no es utilizable directamente y solo algunas plantas en simbiosis con bacterias fijadoras de nitrógeno pueden originar compuestos absorbibles y susceptibles de incorporarse al suelo o a los seres vivos, es decir, que son aprovechables. Es aquí donde se evidencia el papel vital que tienen dichas plantas para la vida y los seres vivos.

La simbiosis que establecen las plantas con las bacterias fijadoras de nitrógeno proporciona beneficios durante la vida en común a ambos simbiontes. Las bacterias pueden aprovechar directamente el nitrógeno del aire, originando los compuestos absorbibles. Dicha fijación de nitrógeno se realiza en los nódulos radiculares, gracias a la catálisis del complejo enzimático nitrogenasa.

biotecnologia.jpg

BACTERIAS FIJADORAS DE NITRÓGENO

Dentro de las bacterias simbióticas fijadoras de nitrógeno encontramos dos grupos de organismos. Al primer grupo pertenecen bacterias móviles del suelo, que son atraídas hacia la raíz por compuestos que esta libera. Pertenecen al grupo de quimioorganotrofos aerobios y se denominan Rizobios. A este grupo pertenecen Rhizobium (nodulan en raíces de leguminosas de climas templados y subtropicales), Azorhizobium (nódulos en tallos y raíces) y Bradyrhizobium (nodula raíces de soja). Existen otros formadores de nódulos de fijación dudosa de nitrógeno como son: Phyllobacterium (forma nódulos en tallos y hojas de mirsináceas y rubiáceas) y Agrobacterium.

El segundo grupo está formado por Actinomicetos (bacterias Gram positivas) que nodulan raíces de muchos árboles y arbustos. Son aquellas bacterias filamentosas que viven en simbiosis con plantas actinoricicas (angiospermas capaces de formar nódulos) y son pertenecientes al género Frankia. No forma micelio aéreo y sus esporas son inmóviles. Nodula los géneros Alnus, Myrca, Casuarina, etc. Esta nodulación es de gran importancia para plantas leñosas perennes, porque aporta nitrógeno al suelo en zonas pobres o repobladas.

METHYLOBACTERIUM SYMBIOTICUM

Methylobacterium symbioticum es una bacteria fijadora de nitrógeno. Esta cepa exclusiva está caracterizada por su elevada capacidad para fijar nitrógeno atmosférico. El nitrógeno es un macronutriente esencial para el desarrollo vegetativo de las plantas por lo que el uso de Methylobacterium symbioticum está especialmente indicado en la agricultura de precisión.

Esta bacteria coloniza rápidamente la filosfera de la planta en las primeras etapas de su desarrollo, translocándose desde las hojas hasta la raíz. Su presencia en las hojas le permite el acceso al nitrógeno atmosférico.

Además, Methylobacterium symbioticum consume el metanol generado durante la degradación de los grupos metilos presentes en la pectina de las hojas, por lo que tiene un efecto positivo en la fisiología de la planta.

Su compatibilidad ha sido testada con éxito con la mayoría de los herbicidas usados en los cultivos de aplicación.

 

Beneficios

Methylobacterium symbioticum presenta los siguientes beneficios para los cultivos:

  • Reduce el aporte necesario de nitrógeno, tanto inorgánico como orgánico, hasta un 60%.
  • Ralentiza el envejecimiento de las células de las plantas, alargando así su vida fotosintética.
  • Todos estos beneficios suponen una mejora en el rendimiento de los cultivos y un ahorro considerable en fertilizantes nitrogenados.

 

Productos

Methylobacterium symbioticum está presente en los siguientes productos:

bacteria-bluen.jpg

EL PRIMER BIOFERTILIZANTE DE NITRÓGENO DE MÁXIMA EFICACIA

DESCÚBRELO

BlueN-Esp.png
BlueN disminuye el exceso de aplicación de nitratos en los suelos agrícolas, reduciendo así la degradación de los mismos.

BlueN permite el desarrollo del cultivo con unos niveles de nitrógeno equilibrados, adaptándose en cada momento a los estados fenológicos de la planta.

DESCÚBRELO