Symborg ficha a Francisco Javier García Domínguez como nuevo director de marketing global

La compañía refuerza su estrategia de crecimiento incorporando como Chief Marketing Officer a un perfil con más de 15 años de experiencia en el sector.

 

Symborg, empresa multinacional española líder en biotecnología agrícola, refuerza su equipo con la incorporación de Francisco Javier García Domínguez como Chief Marketing Officer (CMO). La compañía continúa así con su estrategia de desarrollo de negocio y de expansión global. Francisco Javier García liderará la estrategia de marketing a nivel internacional y el posicionamiento de los productos en los más de 50 países donde están presentes. “Es un orgullo trabajar en Symborg por su filosofía y su modelo de compañía, con una identidad muy marcada, centrada en entender y dar respuesta a las necesidades del agricultor y del consumidor”, explica García.

Francisco Javier García cuenta con 15 años de experiencia como Ingeniero Agrónomo y está especializado en biotecnología vegetal. A lo largo de su carrera, ha desempeñado posiciones técnicas y comerciales, y ha liderado equipos en empresas punteras del sector agrícola, como Dow AgroSciences. En los últimos años ejercía como director en Europa, Oriente Medio y África en la también biotecnológica Plant Response.

En palabras de Jesús Juárez, socio fundador y CEO de Symborg: “Francisco Javier se une a un equipo comprometido con posicionar a Symborg entre las 10 empresas líderes de la biotecnología agrícola a nivel mundial. Estamos muy contentos con su incorporación; lo entendemos también como una señal de lo ilusionante que resulta el proyecto”.

En relación a los retos del sector agrícola, Francisco Javier García destaca que “la agricultura del siglo XXI demanda respuestas y soluciones concretas a problemas concretos. No podemos quedarnos anclados en las formas más tradicionales de gestionar un cultivo. La producción agrícola ya no va sólo de semillas, agroquímicos y fertilizantes. La modernización de la agricultura tiene que hacer frente a nuevos retos medioambientales y sociales. La sostenibilidad, la conciencia medioambiental, la rentabilidad para el agricultor y la calidad de la producción son demandas de la sociedad que están sobre la mesa y no podemos obviar. Para ello, la agricultura ha de transformarse e innovar en la búsqueda de soluciones”.